jueves

Cuatro días en Cracovia

A veces eliges los destinos de tus viajes y otras veces, los destinos te eligen a ti. No teníamos previsto viajar a Polonia, pero la boda de un familiar nos llevó a incluir unos billetes de avión a Cracovia en nuestro plan de vacaciones. ¡Ha sido la excusa perfecta para descubrir una ciudad que nos ha sorprendido muy gratamente!



Las opciones para volar desde España son diversas. Nosotros elegimos un vuelo desde Barcelona hasta la ciudad próxima de Katovice. Llegamos de madrugada y temíamos alguna complicación al llegar tan tarde a una ciudad centro europea, donde la gente suele tener hábitos menos noctámbulos que los españoles. Sin embargo (y a pesar de la hora larga de retraso con que nos obsequió la compañía Wizz Air), allí nos esperó paciente el transfer hasta Cracovia -Krakóv, para los nativos- que nos dejó en la estación central de autobús y desde ahí, un taxi hasta el hotel. 



Uno de los aciertos del viaje fue el hotel que elegimos Dada Boutique Home Hotel. La enorme habitación de diseño industrial, el ambiente tranquilo, el delicioso desayuno bufet + carta de especialidades y, sobre todo, la ubicación, hicieron mucho más cómoda y agradable nuestra estancia. El hotel se encuentra ubicado en una de las zonas más singulares y animadas de la ciudad: el barrio judío. Es interesante recorrerlo de día por su historia y por la curiosa arquitectura de sus calles, y a cualquier hora del día o de la noche por sus animadas terrazas y bares donde desayunar, comer, cenar o tomar una cerveza -o una copa-. 



Ha sido una escapada relámpago, con boda incluida, por lo que nuestro tiempo para hacer turismo ha sido limitado. Hemos dedicado la mayor parte del tiempo simplemente a pasear por Cracovia. Nos han enamorado sus calles, su arquitectura, sus mil iglesias medievales, el parque que rodea como un anillo verde todo el casco antiguo de la ciudad. La gente es amable y es muy sencillo entenderse con todo el mundo en inglés. Salimos de los circuitos turísticos habituales y sólo pagamos entrada para visitar un curioso lugar poco visitado: el Museo de Farmacia. Un lugar encantador.



También hemos disfrutado mucho de sus bares y restaurantes, donde hemos comido de maravilla ya sea en un local elegante dentro de un patio ajardinado -estuvimos en Art Restauracja- como en una sencilla terraza con plato del día. Son geniales para tomar una cerveza los patios interiores de los edificios, acondicionados con terrazas, flores, sombrillas... Suponemos que no serán tan agradables en enero, donde la temperatura media en Polonia es de -5ºC. Pero a finales de agosto tuvimos la suerte de disfrutar de un clima cálido, algo húmedo, y muy soleado, así que esas terrazas a la sombra han sido una bendición. También son una bendición los precios, bastante económicos, en comparación con otros destinos europeos de alojamiento, gastronomía, ocio, etc.


El viaje también tuvo su parte difícil, cuando visitamos los campos de concentración de Auschwitz-Birkenau, visita obligada para una de nosotras -Licenciada en Geografía e Historia-. En ella añades pocos datos nuevos a lo que conocemos por estudios, películas y documentales, pero sirve para calibrar de primera mano la magnitud de la maldad y la tragedia que allí se vivió hace tan solo unas pocas décadas. Una excursión imprescindible para conocer nuestra historia y no repetirla. 

¿Conoces Cracovia? ¡Cuéntanos tu experiencia!

lunes

Sorteo de un masaje a la carta

¡Hola, amigos! Abrimos la persiana de nuestro blog tras las vacaciones y lo hacemos por todo lo alto: ¡con un sorteo!

Nuestras compañeras de Sinu Fisioterapia (Pº Damas, 5) quieren regalarte un #masaje a la carta de 50 minutos para ponerte a punto después del verano y que el estrés post vacacional sea más llevadero este mes de septiembre. ¿Quieres participar?

-  Sigue en Instagram a @sinufisioterapia y a @zsazszsulife
- Deja un comentario en la publicación que anuncia el sorteo en cualquiera de los dos perfiles de Instagram etiquetando a otra persona a quien también le sentaría genial un masaje.

El sorteo se realizará el 16 de septiembre y será anunciado el día 18 de septiembre a través de nuestras redes sociales. ¡Mucha suerte!


jueves

Cerrado por vacaciones

Al igual que el año pasado, necesitamos desconectar (un poquito) y recargarnos de energía para volver a tope el mes de septiembre. Por este motivo, cerramos nuestro blog unas semanas para disfrutar del verano, aunque seguiremos compartiendo pequeños momentos de nuestras vacaciones  a través de nuestro perfil de Facebook y especialmente desde Instagram (red social a la que estamos enganchadas).

¡Os deseamos un verano de 10!

Top shopping: Cestería Antonia Escuer

Nos encantaría sorprenderos con el comercio zaragozano que hemos elegido para el Top Shopping de este mes. Cansadas de los centros comerciales y agrandes almacenes, una vez más hemos buscado en nuestra ciudad una de esas tiendas pequeñas con encanto que merece la pena visitar. En esta ocasión, hemos elegido una pequeña tiendecita con 118 años de trayectoria situada en el casco histórico de Zaragoza: la Cestería de Antonia Escuer.  Ya es la cuarta generación que regenta la cestería y tanto Antonia como Belén, su hija, nos enseñaron un montón de artículos artesanales y nos trataron de maravilla.





Allí puedes encontrar cantidad de artículos decorativos y de moda confeccionados en fibras naturales (mimbre, esparto, bambú, paja, palma...), algunos tradicionales y otros de rabiosa actualidad. Como artículos para la casa, nos gustaron especialmente los cactus y los "trofeos" de caza. Pero también hay sillas, banquetas y butacas, cestos, cajas de diferentes tamaños y un sinfín de artículos originales.





En cuanto a complementos de moda nos quedamos con los sombreros, que hay de todo tipo (desde borsalinos, pamelas hasta canotiers) y sobre todo los bolsos y capazos, que son el último grito e ideales para el verano. Los hay cuadrados y redondos, grandes y pequeños, coloreados, forrados por dentro y con diferentes cierres. No supimos cuál elegir.






Cestería Antonia Escuer
c/ Temple 6, Zaragoza.

Favoritos junio: Asturias

Nuestro "favoritos" de este mese está dedicado a la tierra de nuestra abuela Asturias. Allí volvemos cada año en primavera o en verano, para descansar y coger fuerzas. Asturias nos encanta por la belleza de su paisaje, su gastronomía y su gente, pero también por ese lazo emocional que te une con los orígenes de tus ancestros.

Nuestro "centro de operaciones" se encuentra en la zona más oriental de Asturias, casi lindando con Cantabria (¡otra tierra maravillosa!), en un pueblito minúsculo, perteneciente al concejo de Llanes, que mira hacia las montañas y desde el que puedes llegar a pie a la playa a media hora -en coche en menos de diez minutos-. Por las mañanas te despierta el trino de los pájaros y durante el día te acompaña el sonido lejano del cencerro de las vaquitas que ves pastar en las laderas de enfrente. Todo es paz.

La mayor reticencia que esgrimen quienes no conocen Asturias para sacarla de su planes de vacaciones es el clima. Sí, es cierto, aquí llueve con frecuencia. Pero la verdad es que las temperaturas son suaves y la oferta lúdica y cultural es muy amplia. Cuando el agua no permite ir a la playa, hay montones de planes alternativos a cubierto. Y cuando por fin sale el sol, se te olvidarán de golpe los días de lluvia... ¡nada más bonito que sus playas y sus montañas!

El mundo prehistórico está muy presente en toda la región -y también en Cantabria-. Para quienes les apasiona el tema y para quienes viajan con niños, les sugerimos visitar el MUJA (Museo de Jurásico de Asturias), las cuevas de Tito Bustillo y el Pindal y por supuesto, muy cerca, en Cantabria, el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira. También en Cantabria, al lado de nuestro refugio asturiano, se encuentra la cueva de El Soplao.

Si lo que te va es el deporte, también hay mil opciones para liberar adrenalina: excursiones de montaña para todos los niveles, sendas costeras para recorrer a pie o en bicicleta, escuelas de surf, campos de golf, descenso de canoas...

Desde donde se encuentra nuestra casa familiar, abarcamos en el día con comodidad por autovía desde Oviedo hasta Santander. Entre ambas ciudades la lista de localidades con encanto que merece la pena visitar es demasiado larga para detallarla aquí, te aconsejamos acudir a una oficina de información turística si vas a recorrer la zona. ¡Anímate!

Estos son nuestros favoritos asturianos del mes:

- Sidra natural. Desde pequeñas hemos visto escanciar la sidra en casa, aunque nosotras no somos muy duchas en este arte :S  De nuestros viajes volvemos con algunas botellinas y nos encanta tomarla cuando estamos en Zaragoza en nuestras reuniones con amigos. Pero lo que nos gusta de verdad, es disfrutarla in situ. Es una bebida suave, refrescante, con poca graduación, que va bien con casi cualquier cosa y además es barata. Un culín de sidra se puede tomar a cualquier hora del día. El vaso normalmente se comparte y el último sorbo se tira al suelo, dicen que para devolverle a la tierra lo que es suyo (y para que el alcohol deje limpio el borde del vaso para que beba el siguiente). Para quien no está acostumbrado a veces resulta una bebida un poquito ácida, pero a nosotras simplemente NOS EN-CAN-TA.



- Gastronomía. ¿Qué podemos decir de la cocina asturiana que no se sepa? Es casera, sabrosa y sobre todo muy contundente. Carnes, pescados, mariscos, postres... todo está delicioso y la materia prima es de primera. La relación calidad y cantidad / precio es sorprendente y nosotras siempre volvemos a casa con un par de kilillos de más. Nuestros favoritos, el cachopo (que por más que insista Ferrán Adriá es mucho más que una croqueta), el arroz con pitu, el pastel de cabracho, las fabes, los tortos, el pastel de queso... En fin, podríamos hacer un listado interminable.



- Casa Marisa. Y hablando de gastronomía en general os contamos cuál es uno de nuestros restaurantes favoritos en particular. Se encuentra en el pueblo de Noriega, situado entre Unquera y Llanes y es un restaurante de comida casera que también cuenta con una amplia terraza. Pruebes lo que pruebes, te encantará y está genial de precio. Si estás por la zona, ¡no dudes en visitarlo!



- El Archivo de Indianos - Museo de la Emigración, Colombres. Quinta Guadalupe, es la casa que acoge este museo de visita imprescindible. El propio edificio y sus jardines, construidos en 1906 por el emigrante a México Íñigo Noriega Laso, justifican por sí solos la visita. El palacete, típico ejemplo de arquitectura indiana, alberga una muestra dedicada al fenómeno de la emigración asturiana a América a lo largo del tiempo, especialmente en los siglos XIX y XX. Recorriendo sus salas, comprendes las razones que llevaron a tanta gente a abandonar sus hogares, prácticamente con lo puesto, y qué fue de sus vidas al otro lado del Atlántico. También comprendes el vacío que dejaron en quienes se quedaron en tierra, esperando un regreso que en muchos casos nunca llegó. Además, se expone documentación original sobre las casas regionales que se fundaron en los diferentes destinos americanos -como el Centro Asturiano de La Habana- y su importante labor de acogida y apoyo a quienes iban llegando a América como emigrantes, refugiados o exiliados, según la época. 



- Sus playas. Le hemos dado vueltas y somos incapaces de quedarnos solo con una. Toda la línea costera está recorrida por infinidad de calitas, playas y rincones especiales donde la naturaleza lo llena todo. Playas preciosas de arena donde la vegetación está a dos pasos, rocas, azules intensos, mariposas... Y lo mejor de todo, mucho menos masificado que la costa mediterránea. Algunas de nuestras favoritas: Buelna, Vidiago, Andrín, Torimba, La Franca, Troezno, Ballota, Pendueles... También solemos reservar una mañana o una tarde para dar un largo paseo por la larguísima playa de Merón, en San Vicente de la Barquera (Cantabria). ¡Una gozada!








- Sus pueblinos. Aquí de nuevo sería muy complicado elegir. Los pueblos con encanto en esta región son incontables. Entre los más destacados: Cudillero, Lastres, Tazones, Ribadesella y uno de las que más visitamos nosotras, Llanes. Si tu estancia es más larga y te animas a recorrer algún kilómetro más, no dejes de visitar Oviedo, una ciudad rebosante de arte y cultura.




Y de la pagina www.turismoenllanes.es copiamos los tips que ofrecen para integrarse como un asturiano:

  • Bebe mucha sidra
  • Baja el Sella
  • Cómprate una bandera
  • Báñate en el Cantábrico y di que “el agua está muy buena” (aunque sea mentira)
  • Incluye un ho después de cada frase
  • Come como si no hubiera un mañana