27/7/10

Certamen Top Model Zaragoza


El pasado viernes 23 de julio tuvo lugar en la terraza Las Ocas de Zaragoza la celebración del certamen Top Model Zaragoza 2010, organizado por Agency con la colaboración de El Armario de los Sueños. Zsa Zsa Zsú participó en el evento con una selección de la Colección Primavera – Verano 2010.



La noche se presentó fresca y el cierzo nocturno pretendía dejar helado a más de uno, pero los mojitos, las brochetas de golosinas y la sonrisa de las participantes consiguieron que la velada resultase más cálida.
Ainhoa, Dennisse, Andra, Beatriz, Minerva y Amalia fueron las cinco jóvenes que optaban al premio en a la mejor top model femenina. Otros tantos jóvenes compitieron por el premio masculino.




Fue un placer ver nuestros outfits tan bien presentados; lucieron como nunca gracias al estilo y la belleza de las modelos participantes. El jurado tuvo que tomarse un tiempo para deliberar, pues la decisión no era fácil. Finalmente obtuvieron el premio Adrián Salueña, que fue elegido Mister Elegancia la pasada edición de Mister Huesca y la modelo aragonesa Beatriz Huertas quien ya fue galardonada como Segunda Dama de Honor en el certamen de Miss Zaragoza 2010.
¡Enhorabuena a los ganadores!

19/7/10

Palermo

Venecia, Roma, Florencia, Milán son los destinos turísticos italianos que todos tenemos en mente, pero en esta entrada os vamos a proponer visitar Palermo, una ciudad fascinante. Destila un encanto decadente, parecido al que se respira en otros destinos tan dispares como la Habana o Lisboa. Son ciudades que te hacen sentir. Palermo es la capital de Sicilia y está llena de vida, vida contagiosa. Italia tiene el don de hacerte sentir como en casa y esta ciudad especialmente ya que al haber pertenecido al Reino de Aragón las reminiscencias son claras. Al pasear por sus calles te das cuenta de lo parecidas que son a las del centro de Zaragoza: Paseo Sagasta o Plaza de los Sitios podrían estar en Palermo. Os recomendamos que recorráis sus calles y sus edificios, en algunos casos aún sin reconstruir desde la Segunda Guerra Mundial. Son impresionantes la Plaza de las Cuatro Esquinas (Quatro Canti), la Catedral, las Catacumbas de los Capuchinos, el Teatro Politeama, la Fontana Pretoria y tantos sitios más. Llama la atención en Palermo la vida nocturna y sorprende su aire alternativo. La noche de Palermo da para mucho: terrazas con decorados árabes donde puedes tomar cócteles exóticos, muestras de arte y fotografía dentro de edificios de los siglos XVII, obras de teatro clásico y a continuación concierto de rock en claustros con el firmamento como techo, música chill out para disfrutar recostado en cojines a la luz de las velas…
La comida, como en toda la isla es deliciosa. La especialidad es pasta alle sarde, es decir con sardinas fresquísimas, hinojo, anchoas y azafrán. También puedes disfrutar de los panelle que son masa de harina de garbanzo con sal, pimienta, perejil y tomate y los puedes comprar en los puestos callejeros mientras disfrutas de una banda de música o de un desfile de moda en plena calle.
¡Y qué decir de los postres! Riquísimos e hipocalóricos al mismo tiempo, imposible elegir entre tanta oferta. Palermo es una de esas ciudades de las que no te esperabas tanto y te da mucho. Compruébalo: un vuelecito de bajo coste y en 2 horas estás disfrutando de una ciudad sorprendente. Sitios imprescindibles:
Donde dormir
Bed&Breakfast Alvorada
P.tt delle Api, 1 – 90134 Palermo
Tel 091.6161276
Dónde tomar un maravilloso Happy Hour
Centro del Te Cha
Vía Velásquez, 28/34 – Palermo
Tel 091.580127
Donde comprar viandas para traer a España
Salumaio Filippo
Vía Mariano Stabile, 219 Palermo
Tel 091.331365

12/7/10

Balenciaga

Hasta el próximo 26 de septiembre, el Museo de Bellas Artes de Bilbao nos ofrece la oportunidad de acercarnos a la figura del diseñador de moda español más conocido del siglo XX: Cristóbal Balenciaga.
El modisto vasco nacido en Guetaria se acercó al mundo de la confección a través de su madre, que sacó adelante a tres hijos huérfanos de padre gracias a su trabajo como costurera. San Sebastián era a principios del siglo XX el destino de veraneo más elegante, acogía a la Familia Real, a la aristocracia española y a adinerados turistas europeos, franceses y británicos principalmente. Así se empezó a formar su gusto y su creatividad, disfrutando de la alta costura europea “a domicilio”. En 1930 ya tenía tiendas en Madrid y San Sebastián, pero con la llegada de la República tuvo que cerrar ambas y marcharse lejos, lo mismo que su selecta clientela vinculada a la monarquía depuesta. Tras un intento fallido de instalarse en Londres, París fue su destino y en 1937 abrió su tienda en el número 10 de la Avenue Georges V, logrando un éxito casi inmediato.

Su coetáneo y rival Christian Dior dijo de él: “La alta costura es como una orquesta, cuyo director es Balenciaga. Nosotros, los demás modistos, somos los músicos y seguimos las indicaciones que él nos da.” Coco Chanel, no se quedó a la zaga en sus elogios: “Solo Balenciaga es modisto en el verdadero sentido de la palabra. Solamente él es capaz de cortar tejidos, ensamblar una creación y coserla a mano. Los otros son sólo diseñadores de moda”. Si dos de los mejores de todos los tiempos dicen eso de ti, puedes estar seguro de que has llegado a lo más alto.
Efectivamente Balenciaga se involucraba íntegramente en todas las fases del diseño y confección de las prendas. Eliminó lo superfluo y convirtió la prenda en una forma escultórica pura, experimentó con cortes ingeniosos y con confecciones minimalistas. La revista Draper´s Record observó en agosto de 1950 que sus prendas eran “para quienes desean ir no sólo dos, sino tres pasos por delante (de la moda)”.
El montaje de Bilbao es sensacional en su concepto, aislando las 35 prendas mostradas mediante aros de luz de neón o dentro de cápsulas de metacrilato suspendidas, como crisálidas que esconden la belleza colorista de las alas de una mariposa.
La exposición se encuentra distribuida en las zonas de paso del museo (el hall, pasillos, rellanos de escaleras…), lo que en nuestra opinión resta importancia a la muestra, que merecería una de las salas destinadas a las exposiciones temporales del museo. El visitante que desea concentrarse en la muestra de Balenciaga, debe peregrinar por todo el edificio en busca de las piezas.
También lamentamos que el documental “Balenciaga, permanecer en lo efímero” sólo se proyecte en castellano una vez al día (18:30 martes, miércoles, jueves y domingo y 12:30 viernes y sábado). No pudimos verlo, aunque puedes comprarlo en la tienda del museo.
El catálogo de la muestra es un desplegable de 21x13 cm en papel rústico con pequeñas reproducciones en baja calidad de las prendas que se exhiben y que cuesta 6 euros. Sin embargo, sí encontramos otras ediciones relacionadas con la moda en general y con Balenciaga en particular muy interesantes por su contenido y su precio.

Desde luego, el viaje a Bilbao merece la pena por la exposición que el Museo de Bellas Artes ofrece sobre Balenciaga, por darse una vuelta por el Gugenheim, por pasear junto a la ría y la zona de las Siete Calles, por la magnífica oferta gastronómica del País Vasco…

5/7/10

To take away or not to take away

En cada esquina de la Gran Manzana puedes comprar donut, hot dog, grasientas hamburguesas… Pero no es comida basura todo lo que reluce. La cultura “take away” y “fast food” ha evolucionado para adaptarse a las necesidades y exigencias de una sociedad que no puede permitirse el lujo de comer en casa pero no quiere renunciar a una dieta sana, a un cuerpo sano, bello y cuidado. Dicen que Nueva York es la ciudad menos americana de las ciudades americanas y en el terreno de la alimentación no hay duda sobre ello. No verás pasear por 5ª avenida más obesos que por el Paseo Independencia de Zaragoza.

A cualquier hora del día puedes comprar comida lista para llevar en cientos de puestos ambulantes, restaurantes, cafeterías y deli. Los neoyorquinos no sienten ese pudor extraño que sí tenemos los españoles sobre comer sentado en un banco, en el césped del parque más próximo o sentado en la mesa de tu oficina. El menú es inmenso y variado, sano, multicultural, a veces obsesivamente bio-orgánico y siempre excesivamente caro. Hay locales especializados: algunos sólo ofrecen ensaladas, Hale & Hearty Soups tiene un repertorio de más de 15 tipos de sopas, la archiconocida Starbucks cafés, bizcochos, batidos… En otros puedes degustar platos surgidos de la más desbordante creatividad ¿qué tal un sándwich vegetariano con el delicioso punto especiado de la cocina hindú en un ambiente new age?


Los puestos ambulantes ofrecen hot dogs, hamburguesas, frutas listas para comer, sopas, helados bio, batidos de leche, zumos de frutas, kebab, falafell… Algunos fines de semana cortan la circulación al tráfico en grandes avenidas en pleno centro de la ciudad y la calle se convierte en una fiesta donde puedes pasear curioseando y disfrutando de mazorcas de maíz dulce asado, carnes a la brasa, frutas, zumos, limonada natural…

Esta noche, recién aterrizada, intentando superar los estragos del jet lag y con la nevera vacía, he echado de menos el deli de la esquina de la calle 45 con la 6ª avenida…
Como veis, la grasienta bacon cheeseburguer (deliciosa, por qué negarlo) puede convertirse en algo anecdótico en este extraño y delicioso paraíso culinario que es Nueva York. Eso sí ¡antes de cruzar el charco, aumenta el crédito de la VISA!