12/3/11

Un auténtico new look

Comienzan los 50, la Guerra ha terminado y el mundo de la moda está ávido por liberarse de la sencillez y la austeridad impuesta por años de penurias y privaciones.


Algo de modernidad va normalizando la vida de las mujeres, que comienzan a incorporarse al mundo laboral, han conquistado su derecho al voto en gran parte del mundo occidental y ya pueden disfrutar de las ventajas de ese nuevo material empleado en los paracaídas y con el que ahora se confeccionan resistentes medias ¡bendito nylon!


Sin embargo, en contra de todo sentido práctico, vemos en la moda una nostalgia romántica que evoca la belle époque. Christian Dior fue adalid de esta tendencia elegante e hiperfemenina. Rompió moldes desde su primera colección, presentada en febrero de 1947 y cuyo estilo fue bautizado por Vogue como “un auténtico new look”.


Se define por la cintura marcada y las amplias faldas corola que se quedan a cuarenta centímetros del suelo. Sombreros, tocados, joyas, bolsos, zapatos se convierten en complementos indispensables. En 1957 muere este genio de la moda al que bastaron apenas diez años para marcar una época.



Por supuesto, Dior no fue el único, de hecho la década de los 50 fue una época dorada para la costura: Pierre Balmain, Norman Norell, Roger Vivier, Cristóbal Balenciaga, Hubert de Givenchy, Guy Laroche… y por si fuera poco, Madmoiselle Chanel, retirada de la costura durante el conflicto bélico, regresa en 1954 para poner el broche a su carrera.


En esta entrada os ofrecemos una selección de fotos extraídas de un ejemplar de la revista La Familia editada en 1956. ¿Bonitas, verdad?