28/1/14

Tips para el cuidado de la ropa: el etiquetado // Tips to take care of your clothes

Son muchas las veces que nos preguntáis en la tienda o a través de nuestras redes cómo cuidar determinadas prendas, así que hoy dedicamos una entrada en nuestro blog para responder a vuestras dudas.
Para que la ropa nos dure mucho tiempo en buen estado es tan importante invertir en prendas de calidad como cuidarlas convenientemente. Es fundamental tener en cuenta el etiquetado de cada prenda a la hora de lavarla y plancharla para no tener sorpresas desagradables, como colores desteñidos, prendas de punto encogidas, o abalorios que se sueltan y terminan estropeando hasta la lavadora.
Los fabricantes siguen una nomenclatura internacionalmente aceptada sobre el cuidado de las prendas, pero a veces no sabemos interpretar esos símbolos y ahí comienza el problema.

1_simbolos-lavado 
Aquí van algunos consejos:
- Está muy extendida la creencia de que lavar una prenda a mano es menos agresivo que hacerlo en la lavadora. Sin embargo, si el fabricante recomienda lo segundo, es preferible seguir sus instrucciones. Determinados tejidos, se deterioran si se someten a un remojo prolongado. 
- Por el contrario, algunas prendas en las que se indica "lavar a mano” pueden lavarse en lavadora, siempre que el modelo que utilices disponga de un programa adecuado para ello. Será la experiencia la que te de la pauta de cuándo puedes saltarte la norma de lavar a mano todas las prendas delicadas.
- No siempre es necesario lavar las prendas con cada uso. Posiblemente en invierno, necesites lavar menos las prendas que en verano, puesto que la transpiración del cuerpo es menor durante los meses de frío, esto depende de cada persona. Por muy cuidadoso que seas, cada lavado deteriora la prenda un poco, por lo que la acumulación de ciclos de lavado hará que su vida útil sea más corta.
- Sí, hay que separar por colores. Es tedioso pero necesario. A veces es suficiente simplemente con separar blanco  y colores.
- Protege aquellos elementos que no son tejido y que pueden dañarse o dañar otras prendas. Por ejemplo, deja los velcros y las cremalleras cerradas para que no enganchen otras prendas. Si una blusa tiene abalorios cosidos, dale la vuelta y métela en un saco de lavado como los que se utilizan para la ropa interior.
- Los sacos de lavado son necesarios para las prendas muy pequeñas, como calcetines o braguitas y también para los sujetadores con aro. Todos estos elementos pueden acabar atascando el desagüe de la lavadora o, en el caso de éstos últimos, atrapados en los orificios del tambor. ¡Un desastre!
- Trata las manchas difíciles con un producto específico antes de meter las prendas a la lavadora.
- A mayor cantidad de detergente y suavizante, la ropa no sale necesariamente más limpia de la lavadora. Los aparatos más modernos incluyen un sistema que deshecha el exceso de producto, de manera que lo único que consigues es gastar dinero y contaminar innecesariamente el medio ambiente.
- Respeta el volumen de carga recomendado por el fabricante de tu lavadora. Si cargas el tambor en exceso, la agitación de las prendas será insuficiente y por lo tanto el resultado de limpieza, mediocre.
Y si estáis desesperados y no sabéis cómo limpiar una prenda que os gusta mucho… siempre podéis pedir consejo a vuestras madres: ellas casi siempre saben qué hacer. ;-)

MAMÁ SABRÁ QUÉ HACER