16/8/16

Mujeres cool, por Quique Artiach: Norah Jones

  La primera vez que vi en la televisión a Norah Jones no lo podía creer. Por aquel entonces yo ya estaba algo desilusionado con la música en general, con la música en particular que se estaba comercializando en esos momentos y hasta de mi propia música, así que como digo. No podía creer que aquella tipa estuviera cantando así de bien aquellas canciones tan estupendas que te tocaban el corazoncillo y que además lo hiciera con aquella seguridad en sí misma mientras acariciaba el piano así, como quien no quiere la cosa. Tardé un poco en darme cuenta de lo guapa que era y es que no hacía ostentación de su belleza, tenía una paz interior que pocas veces he visto en un escenario. Sin duda era una estrella.



  Algo olía raro, esta mujer no podía haber aparecido por generación espontánea. investigué un poco y resulta que es hija natural de otro músico mítico, Ravi Shankar, el sitarista que se trajeron los Beatles desde la India.

  Norah  nació en Nueva York,  pero pronto se marchó a Dallas donde se impregnó de música country, blues y jazz. A los veinte años volvió  a Nueva York donde estuvo tocando por cuatro perras por los bares hasta que le llegó el éxito.

  Para mí, Norah ha sabido evolucionar en cada disco, cosa que solo pueden hacer los músicos de gran talento, dejando muchas veces el protagonismo a otros músicos, para bien de la  música que hace con ellos. Por poner un ejemplo, la canción Don`t  Know Why, uno de sus mayores éxitos, es de su guitarrista Jesse Harrys, y es que esta mujer es capaz de mezclarse y dejar espacio a otros músicos y a sus aportaciones, por eso cada disco es diferente al anterior.  La  hemos oído cantar con Ray Charles, con Diana Krall, Belle and Sebastian, Foo Fighters o con The Peter Malick group.




  Norah es una artista que nunca ha dejado de hacer versiones, desde Duke Ellinton  o Townes van Zandt hasta  Kris Kristoferson o Hank Williams, de hecho Junto con Lee Alexander, Richard Julian, Jim Campilongo y Dan Rieser (algunos de ellos habituales en su banda) formó en el 2003 "The Little Willies" en la que ella es una más del grupo. Y sacaron en 2006 un estupendo disco, llamado como el propio grupo, lleno de versiones de Country de Hank Williams, de Kris Kristoferson  y de otros artistas. El segundo cd de los Little Willies llegó en el 2012 y se tituló For the good times, con nuevas versiones de Johnny Cash, Willie Nelson o Dolly Parton.
  
  Para mí Norah Jones simboliza el triunfo del talento, de la humildad, de la sencillez, de la sensibilidad y de la inteligencia de una auténtica mujer cool.

 Aquí, Norah cantando con los Little Willies el Clásico de Hank Williams Lovesick Blues.




Sitio oficial de Norah Jones:  http://www2.norahjones.com/