9/9/16

Demi plié

Este otoño, el tutú y las bailarinas anudadas al tobillo saldrán del estudio de baile para pisar la calle. Valentino lo quiso así y tanto su pasarela como su campaña publicitaria nos recuerdan una elegante y sofisticada representación de El lago de los cisnes. Ahora nos toca a nosotras interpretar esta tendencia para llevarla cada día. Puede que una falda de tul no sea la prenda idónea para ir al súper o para recoger a los niños en el colegio, pero es sorprendente lo bien que se adapta a una reunión de negocios o a una cena informal si sabemos acompañarla de los complementos adecuados. 




Aunque Zara es la firma de masas que ha hecho bandera de esta tendencia, nosotras os proponemos otras firmas de menor tamaño y fabricación nacional con las que podréis conseguir el look de bailarina perfecto. Una de ellas es Tulle Rouge de Arantxa Cañadas -la conocida video blogger editora del canal Night non stop-. Arantxa lleva años apostando con éxito por la falda de tul como prenda estrella de sus colecciones, que también incluyen vestidos de fiesta, tops, bolsos, monos... Desde la falda mini hasta la falda larga larguísima o el modelo midi con extra de volumen y todas ellas en una amplia gama de colores y versiones para que las puedas personalizar. 




Para los pies, nos encantan las propuestas de De flores y floreros, una opción made in Spain que enamora nada más conocerla. Desde las clásicas bailarinas de tiras que se anudan desde el empeine hasta el tobillo hasta las soñadoras merceditas de purpurina roja que llevarías saltando por el camino de baldosas amarillas que te lleva al mundo de Oz. ¡Un sueño!