28/10/16

Mujeres reales

Hace ya unos cuantos años nos sorprendimos (gratamente, todo sea dicho) con una campaña publicitaria en la que las modelos no eran mujeres blancas altas y escuálidas. Era 2004 y la campaña en cuestión era de la firma de belleza Dove, que comenzó a transformar el branding en el momento en que decidió modificar el prototipo de belleza establecido y sustituirlo por mujeres reales, no tan perfectas, no tan delgadas, no tan despampanantes, pero sí bellas y saludables. Ya en aquel momento nos dimos cuenta de que aquella apuesta tan fresca y honesta no solo había sido una genialidad de la marca sino que su acierto llevaría consigo toda una "revolución".

Imagen publicitaria de Dove

No sabemos si fue éste el punto de partida en el que el concepto "belleza" comenzó a cuestionarse y ampliarse en el mundo del marketing, abriendo un debate al respecto en búsqueda de su redefinición. El caso es que desde entonces cada vez son más las firmas que apuestan por la belleza "cotidiana", abriendo las puertas a las curvas, las pecas, las canas, las arrugas, la calvicie, la piel de naranja y en definitiva, a la realidad, la diversidad y la autoestima.


Imagen publicitaria de Dove : #RealBeauty

Esta temporada, hemos presenciado cómo algunos de los gigantes de la moda como H&M u Oysho (Inditex), han apostado por alejarse (tampoco demasiado en el caso de Oysho) del estereotipo de belleza convencional, tratando de conectar mejor con su clientela femenina, harta quizá de digerir durante décadas tanto Photoshop y tanta 'perfección' inalcanzable en cada spot publicitario.


Imagen publicitaria de Oysho




Asimismo, una de nuestras firmas fetiche Surkana, ha lanzado este otoño bajo el hashtag #mujersukana una campaña enmarcada en esta filosofía. Son las mujeres del propio equipo de la empresa, las que posan como modelos para la campaña. Mujeres reales, con sus nombres reales con las que todas y cada una de nosotras nos podemos identificar. ¡Están preciosas!




Muy de la mano de esta creciente búsqueda de la belleza esencial de la mujer,  ha surgido también el fenómeno #nomakeup, que anima a las mujeres a fotografiarse sin maquillaje, para mostrar su belleza real, sin interferencias ni 'trucos'. Infinidad de celebrities en todo el mundo se han sumado a este fenómeno, compartiendo en sus redes selfies más naturales y creíbles, siempre con la cara lavada. Alicia Keys, abanderada de la filosofía nomakeup, insiste en que no volverá a pasar por maquillaje,  ni siquiera para sus shows.


El impacto social de esta corriente de marketing no ha pasado desapercibido a algunas firmas de moda masculina como American Eagle, que recientemente ha utilizado hombres reales -sin depilar, sin tableta de chocolate...- para una de sus últimas campañas bautizada como "tu auténtico yo es bello". Ellos también comienzan a rebelarse contra la tiranía del Photoshop.


Todavía queda mucho por hacer, pero por nuestra parte, estamos contentas de que cada vez más la mujer real tome protagonismo en las campañas publicitarias, que seamos capaces de apreciar la belleza en la "imperfección", en lo excepcional y diferente, en lo común y corriente, en todas las peculiaridades de la mujer, en cada detalle de la vida.