27/1/17

Message in a T-shirt

Todo comenzó en 1951 cuando Marlon Brando apareció en la gran pantalla con unos jeans y una camiseta blanca. Hasta entonces esta prenda había estado considerada como ropa interior e hizo un gran servicio a los solados de la II Guerra Mundial.
Sólo dos años después, otro hombre mítico del cine, James Dean, se convirtió en un rebelde sin causa vistiendo una simple camiseta blanca de tirantes bajo una bomber. Estos dos hitos marcaron tanto la historia de la moda como la liberación de la mujer del corsé o la popularización de los vaqueros.



Hoy en día todos -hombres y mujeres- tenemos decenas de camisetas de algodón en nuestros armarios. De tirantes, manga corta o larga, en todos lo colores, en diferentes texturas, listas, estampadas y con mensajes. Hay camisetas de 3€ y de 300€. Es la prenda más cómoda y posiblemente la más versátil. Cada vez menos se asocia a un look casual y, combinada con americanas, con sofisticados tejidos de pailletes o con unos buenos tacones pueden formar parte de tu atuendo para una noche de fiesta.




El origen de las camisetas impresas está vinculado al marketing político: fue el Gobernador de Nueva York Thomas E. Dewey el primero a quien se le ocurrió imprimir un slogan en ellas. ¡Se abrió la veda!


Ponte una camiseta con mensaje y el mundo sabrá cuál es tu serie favorita, si eres fan de Star Wars o eres un trekkie de corazón, si eres una chica dura o una happy Mrs. Wonderful. ¿Cuál es tu mensaje?




 Camiseta de Dolores Promesas


Camiseta de Klasiks