18/1/17

Mujeres cool, por Quique Artiach: Diane Keaton

La primera vez que vi a Diane Keaton fue en Annie Hall, como un fogonazo: “¿Pero esto qué es?”, me dije a mí mismo. La película era estupenda y también su personaje. Más tarde me enteré de que en aquel momento esta chica era la pareja del director de la película, Woody  Allen,  que no sólo escribió el papel para ella sino que se inspiró en ella para escribir el papel, así que todo era de verdad, la ropa era la suya y Annie Hall era tan extravagante como la propia actriz,  hasta el apellido del personaje era compartido, pues  Hall es el segundo apellido de  Keaton.

Diane marcó tendencia en los setenta con su peculiar forma de vestir en Annie Hall y fue también muy comentado el vestido que lució para recibir su Oscar por esta misma cinta. Ella misma dice fijarse en la ropa de la gente por la calle, así que es, además de una estupenda actriz, directora y productora, su propia cool hunter.

La segunda película que tuve la fortuna de verle fue en El Padrino y cuando Al Pacino se marchaba de Estados Unidos sin decirle nada a su novia (Keaton), a más de uno se nos rompió el corazón. Recuerdo que pensé “Pero tío, qué coño haces ¡llévatela, hombre! ¡Pero qué haces, pobre chica! ¿No ves qué guapa es?” no seguiré contándoos más cosas que pensé  por no reventaros la peli, si es que alguien no la ha visto todavía.

Otra de las cosas que más me gusta de esta mujer es que es consciente de su rareza, dice que no sólo ella es así de rara, también sus hermanos son igual de raros que ella y cuando se le pregunta en qué consiste esta forma de ser, ni ella misma lo sabe.

Quizás sea por eso que Diane no se ha casado nunca, no sabemos si es a causa de su carácter extravagante o porque simplemente no ha encontrado a la persona adecuada, pero idilios con apuestos e interesantes hombres no le han faltado, ha sido pareja además del antes mencionado Allen, de Al Pacino, Warren Beatty, Jack  Nicholson y más recientemente de Keanu Reeves.


El estar soltera no le ha impedido ser madre, en este caso adoptiva, de un chico y una chica, demostrando que otra forma de maternidad en una época en que los roles de hombres y mujeres son tan distintos a los que ha han sido siempre, es posible.

No olvido sus tremendos méritos profesionales, además de agente inmobiliaria y cantante  ha participado en más de sesenta películas durante más de treinta y cinco años, casi siempre junto a los mejores actores y directores de cada momento, tiene en su haber un Oscar un Globo de Oro un BAFTA y un Premio del Sindicato de actores.

Diane Keaton es una mujer brillante, que mejora con la edad, no os la perdáis en la serie The Young Pope, junto al también estupendo Jude Law.