22/3/17

Mujeres cool, por Quique Artiach: Lucía Berlín

Por diversas amigas que recomendaban efusivamente su libro, me enteré de la existencia de esta tremenda mujer. Como no suelo hacer mucho caso de las modas hasta que estas se asientan, sobre todo cuando se trata de cosas que me gustan tanto como la literatura y la música. Todavía esperé un poco hasta que Ana Muñoz de la Torre, escritora, traductora y directora de los cursos de escritura "En el Camino" la recomendó  en su página de Facebook.
Inmediatamente me puse manos a la obra y descubrí que Ana tenía razón al recomendar este “material” tan increíble.


Lucia Berlin es una de esas escritoras que se reconocen tras llevar años en la tumba por su calidad literaria y por su magnífica sensibilidad. Sus primeros admiradores sabían que eso tenía que ocurrir tarde o temprano, la verdad es algo tremendamente poderoso, sobre todo cuando está impregnada de arte.
Podría contar su vida en Estados Unidos, México, Chile, sus matrimonios tempranos, sus diversos trabajos y su vida entera, pero os desvelaría parte de su libro Manual para señoras de la limpieza, que reúne muchos de sus relatos, la mayoría de ellos autobiográficos.

Sólo os diré que se casó tres veces, dos de ellas con músicos de jazz. Chicas, si después de leerla queréis ser un poco como ella, escuchad mucho a Charlie Parker, lo demás vendrá rodado y si ya estáis con vuestra vida organizada os daré un consejo: Si no podéis manteneros alejadas del alcohol y de las drogas al menos alejaos de los músicos.

Lucía fue una mujer inteligente vital y además hermosa que supo vivir la vida con humor y escribirla para ayudarnos a  sentirnos  seres humanos, más acompañados, más sabios y más libres.
Es obligatorio leerla para disfrutar, para reparar esta injusticia de la que seguramente no estaríamos hablando si Lucía hubiera sido un hombre y para poder felicitarse de que la gente y el tiempo la esté poniendo por fin en el alto lugar que ella merece