20/4/17

Mujeres cool, por Quique Artiach: entrevista a Ana Muñoz de la Torre

Ana Muñoz de la Torre es escritora, correctora profesional, asesora literaria y ha ejercido también como periodista. En 2007 publicó su primera novela y en la actualidad dirige en Zaragoza los cursos de escritura En el camino.



Quique Artiach: Naciste en  Córdoba ¿Fuiste una niña muy saltarina o en seguida te decantaste por la lectura?

Ana Muñoz: Siempre fui una niña saltarina. En mi caso lo primero no fue la lectura, sino una pasión desmedida por el cine. Luego vino la escritura, supongo que por mi necesidad de explicarme el mundo, e incluso de ajustar cuentas con la vida. Por fin, cuando tuve capacidad para centrarme un poco y concentrarme, sí que llegaron los libros.

Quique Artiach: Sé de buena tinta que estuviste doce años en Madrid trabajando como correctora y como lectora de originales en distintas editoriales ¿Qué aprendiste? ¿Qué echas de menos y de más de la capital?

Ana Muñoz: Aprendí lo poco valorado y lo mal pagado que está el trabajo de cualquier profesional de ese ámbito. Si al traductor se le invisibiliza, el corrector directamente no existe. De hecho, desde que comenzó la crisis se ha prescindido en numerosas publicaciones y editoriales de su figura, de ahí que nos duelan los ojos al abrir algunos libros, periódicos y revistas.
En cuanto a la lectura de originales, es una responsabilidad muy grande, porque tú decides si una obra pasa o no un primer filtro de cara a su posible publicación.
Con respecto a Madrid, lo que más echo de menos es salir a la calle y tropezarme con una historia que contar en cada esquina.

Quique Artiach: Del año 2005 al 2010 tuviste un blog ¿De qué trataba?

Ana Muñoz: Se llamaba La orgía perpetua. Era un blog de ficción que partía de una cita de Flaubert: “La única manera de soportar la existencia es aturdirse en la literatura como en una orgía perpetua”. Por tanto, lejos del equívoco al que podía llevar el título, se trataba de una celebración de la vida y la literatura.
Su protagonista era una antiheroína tierna y descarada que se paseaba por Madrid a la caza del amor y la felicidad. Como es lógico, iba de trompazo en trompazo.

Quique Artiach: Publicaste una novela “Ella y La orgía perpetua” ¿Nos puedes hablar un poco de ella?

Ana Muñoz: Sí, en el año 2007, una editorial independiente (Gens ediciones) se puso en contacto conmigo porque deseaba publicarme una novela a partir del material del blog. Se trató de un trabajo complejo, porque tenía que conseguir que el lector que no conociera el blog no se sintiese perdido al adentrarse en el universo del libro. Lo que hice fue prescindir de algunos textos y añadir otros nuevos. El resultado fue algo inclasificable, tal vez algo próximo a la novela secuencial, donde lo mismo te encontrabas un poema que un microrrelato que un fragmento de guion.

Quique Artiach: En el año 2010 llegaste a Zaragoza y trajiste contigo “En el Camino”,  un taller de escritura creativa  ¿En qué consiste? ¿A quiénes va dirigido? ¿Cuándo empiezan los cursos? ¿Quedan plazas?

Ana Muñoz: En el camino nació en el año 2008, en Madrid, con vocación itinerante. Llevaba años trabajando en una escuela de escritura, y me apetecía sacar adelante mi propio proyecto. En principio, la idea era acercar los cursos de escritura a ciudades donde no existían los talleres literarios.
Por motivos personales, en el año 2013 me trasladé a Zaragoza, así que me traje conmigo mi proyecto. A fecha de hoy impartimos todos nuestros cursos en la capital.
¿A quién van dirigidos? A cualquier persona que quiera contar historias y desee conocer las herramientas básicas del oficio de escritor.
En cuanto al calendario, hay cursos anuales, trimestrales, mensuales e intensivos para adultos, adolescentes y niños. En la mayoría de cursos, el alumno puede incorporarse en cualquier momento del año. En función de su nivel de escritura, nosotros le indicamos el grupo en el que obtendrá un mayor rendimiento.
El 17 de abril hemos abierto un grupo de iniciación a la escritura creativa llamado Soñar, jugar, escribir. El 27 de mayo, Manu Espada, autor experto en microrrelato, impartirá un taller intensivo sobre este género. En el mes de julio nos ocuparemos de niños y adolescentes con una nueva convocatoria de nuestro Campamento creativo de escritura y cine en el Centro Joaquín Roncal. Un no parar, ya ves.
Este año, además, estamos felices porque hemos logrado poner en marcha un sueño muy anhelado: el Club En el camino, donde los socios, entre otras actividades, disfrutan de un club de lectura (coordinado por mí) y un cinefórum (coordinado por el realizador Javier Estella) de octubre a junio. Ha tenido una aceptación estupenda, así  que el próximo curso seguiremos programando actividades.

Quique Artiach: Tengo una teoría que quizás puedas ayudarme a investigar, yo creo que hay gente que es “más de bar” ¿Crees que esto es así? Y si es así ¿Eres tú “más de bar”?

Ana Muñoz: La verdad es que no. Me encanta ir de bares con los amigos, pero en un momento determinado el bullicio me abruma. Pese a mi carácter sociable, soy bastante introvertida. El de escritor es un oficio como otro cualquiera, y por tanto hay que dedicarle muchas horas. Para contar tienes que vivir, pero después de vivir debes sentarte con calma frente al ordenador, pensar, organizar apuntes e ideas... Sé que esto suena mucho menos romántico que lo de la caricia de las musas, pero es la cruda realidad.

Quique Artiach: Esta pregunta es clásica. ¿Gato, iguana, perro, serpiente, búho o araña?

Ana Muñoz: Pues mira, soy poco original en cuanto a animales se refiere: desde hace siete años comparto mi vida con el perraquillo de mis ojos. Y luego, fíjate, me encantan los gorriones. Es una pena que estén en peligro de extinción por culpa del maldito cambio climático.

Quique Artiach: ¿Te has planteado retomar tu trabajo como autora? ¿Estás escribiendo algo ahora?

Ana Muñoz: Acabas de clavar tu flecha en mi pedazo de Talón de Aquiles: tengo una cuenta pendiente conmigo misma en ese sentido. Espero poder resarcirme cuanto antes. En los últimos años he volcado toda mi energía, mi tiempo y mis desvelos en sacar adelante En el camino, en abrirle un espacio en el terreno de las escuelas de escritura, en formarme, formarme y formarme, y en enseñar a los demás lo poco o lo mucho que sé sobre el tema.

Quique Artiach: ¿Cuál es tu autor o autores preferidos? ¿Nos podrías recomendar algún libro?

Ana Muñoz: Son tantos... y depende tanto del momento de nuestra vida en el que lleguen a nosotros... En mi lista caben novelistas, cuentistas y poetas: J.D. Salinger, Julio Cortázar, J.M. Coetzee, Wislava Szymborska, Sándor Márai, Vladimir Nabokov, John Cheever, Cormac McCarthy, Raymond Carver, Jhumpa Lahiri, Alice Munro, Antón Chéjov, Kazuo Ishiguro, Anne Sexton, Sharon Olds... Ahora ando fascinada con el descubrimiento de Lucia Berlin.
Me parece complicado, incluso injusto, eso de recomendar un solo libro. El primero que me viene a la mente en este instante es Desgracia, de J.M. Coetzee, pero también podría decir La carretera, de Cormac McCarthy, Lolita, de Nabokov... Siento auténtica debilidad por El guardián entre el centeno.

Quique Artiach: Córdoba, Madrid  y Zaragoza. Por aquí estamos muy contentos de que hayas recalado en nuestra ciudad pero ¿Crees que seguirás hacia el norte?

Ana Muñoz: La verdad es que, de momento, con no perder el norte ya tengo bastante. Eso sí, te aseguro que nada más lejos de mi intención que seguir escalando en el mapa. Con el Cierzo y la niebla me sobra y me basta.

Por cierto, que estoy encantada de vivir en tu ciudad, que ahora también es la mía. Desde un primer momento me habéis tratado de maravilla, así que estoy en deuda con los zaragozanos. La única manera que se me ocurre de saldarla es seguir aportando mi granito de arena en el campo de la cultura a través de En el camino.