26/4/17

Mujeres cool, por Quique Artiach: Susan Sarandon

Desde que vi por primera vez a Susan tuve la sensación de que esa mujer era mucho más que una estrella de Hollywood. 



Tras licenciarse en artes se casó con  Chris Sarandon, un actor cuyo papel más comercial fue el de príncipe Humperdick en La Princesa Prometida y que cuando comenzó a hacerse popular prefirió dedicarse fundamentalmente al teatro. La otra relación principal de Susan fue el también actor y director Tim Robbins -menudo actorazo- con el que tiene dos hijos (dime con quién andas y te diré quién eres).

Precisamente bajo la dirección de Robbins en Pena de Muerte Sarandon ganó su único Oscar aunque ha estado nominada otras cuatro veces, también tiene un BAFTA  y un Premio Especial a toda su carrera del  Festival de San Sebastián.

Imagen desde Celebuzz

A todos nos dio mucha pena verla despeñarse junto a Geena Davis en Thelma y Louise pero no son sólo sus interpretaciones lo que hacen que esta mujer sea tan estupenda. Susan tiene un largo historial como activista por los derechos humanos, es Embajadora de Buena Voluntad de U.N.I.C.E.F. e incluso fue detenida en 1999 en una protesta en Nueva York, colabora en numerosas organizaciones humanitarias.


Tampoco hay que desdeñar su belleza su inteligencia, su sensibilidad y su sentido del humor: Sarandon mantiene desde que lo consiguió su Oscar en el cuarto de baño.


Susan Sarandon es una mujer que no se ha permitido quedarse en casa a esperar otro guión como tantas otras actrices de éxito y ha salido a luchar por los derechos de los demás y es sólo por eso toda una mujer cool.